Las madres en todo momento estamos pensando en la estabilidad emocional y el bienestar de nuestros pequeños, y muchas veces por el trabajo, responsabilidades y pare usted de contar no nos da tiempo de atender tantas cosas a la vez, pero sin duda lo que nuestros hijos requieran será de primera necesidad.

La mayoría de las veces nuestros pequeños están llenos de curiosidad y viviendo la época donde quieren aprender y hay que aprovechar esa etapa del niño para explorar y descubrir sus fortalezas, o que tipo de actividades extracurriculares puede ayudarlo a desarrollar sus capacidades.

Lo importante antes de tomar una decisión es consultar con la niña que tipo de actividades extracurriculares le gustaría desarrollar, o si por el contrario notas que la pequeña posee habilidades sea para cantar, escribir, bailar, es aeróbica, atlética o en dado caso se le da muy bien el aprendizaje de idiomas, ya sabrás cual es la opción más favorecedora para ti y tu consentida.

Recuerda también tener en cuenta la edad, eso igualmente es importante a la hora de inscribir a tus niños en algún tipo de actividad extra escolar. Pues los niños y adolescentes son muy enérgicos y es la edad que verdaderamente los padres debemos aprovechar para sacar el máximo de nuestros hijos y ya luego que sean adultos estén aptos para tomar buenas decisiones que les haga ser personas seguras e independientes.

Como padres debemos tener presente que el desenvolvimiento de nuestros hijos como adultos, dependerá de un buen desarrollo y crianza de niños, no todo se enfoca en ponerlos a estudiar y ya, pues en el tema de su crecimiento entra que sepamos escucharlos, que hablemos con ellos, pero sobre todo debemos mostrarle que su enriquecimiento personal lo encontrarán a través del conocimiento y aprendizaje.

Que las niñas aprendan o desarrollen algunas actividades extracurriculares a la que ya realizan cotidianamente nunca pero nunca estará demás.  

Sabemos que antes de inscribir al niño en algunas actividades extracurriculares surgen diez mil interrogantes y la principal que nos devora el pensamiento, es ¿Cuál será la mejor actividad? ¿En qué actividad lo inscribo? Y es normal tener muchas preguntas ya que nadie tiene un manual de crianza. Pero lo importante ante todo esto es que mantengas la escucha activa, que siempre estés atenta a las necesidades, cambios y gusto del niño. Eso te dará la respuesta a tus muchas interrogantes.

Por consiguiente sabemos que entre el ámbito de las actividades te encontrarás un sinfín de opciones empezando por los idiomas, los niños cuando están en esa etapa aprenden muy rápido por lo cual será una buena opción y aprenderán una gran herramienta que les servirá incluso para el manejo y desarrollo de profesiones o trabajo cuando sean adultos.

Tenemos también las actividades deportivas, que sabemos ayudarán a tus niños a estar activos, enérgicos y con buena concentración, entre los deportes están: Karate, básquet, voleibol, futbol, beisbol, natación, gimnasia rítmica, entre otros.

Por último encontramos las actividades culturales, que sin duda formarán un niño más seguro y determinado, entre este renglón pueden hacer: teatro, danza, pintura, dibujo artístico, clases de música o un club de lectura, este tipo de ocupación despertará en los pequeños su creatividad e inquietud.

Los primeros cinco años son los más determinantes para el desarrollo de los niños, ya que durante esa etapa se desarrolla el cerebro del pequeño.

Por su parte el profesor Gustavo Adolfo Romero Barea afirmó en su libro Las actividades escolares como refuerzo del aprendizaje en el aula, que “es bastante importante que los padres aclaren el por qué apuntan a sus hijo o hija a la actividad, si existe esta necesidad, si el niño o niña está interesado, o si es apenas una forma de ocupar el tiempo de su hija o hijo al salir de clases”.

Es indispensable estar conscientes de que mientras los niños se divierten realizando cualquier tipo de actividad extra curricular, están en un momento de desarrollo y aprendizaje ya que por que en ese momento se encuentran explorando, aprendiendo, buscando y formándose, por lo que podemos afirmar que las actividades adicionales se vuelven también un instrumento de aprendizaje.

Apoya las decisiones de tus niños siempre y cuando sean positivas y beneficiosas para ellos, recuerda que su integridad, crecimiento y formación es una de las cosas más determinantes para su salud emocional.

Dentro de esta misma línea, intégrate mucho más a las actividades de tu pequeña, se parte de lo que hace, pero sobre todo bríndale el apoyo necesario, eso le dará impulso para cumplir sus sueños.

Encamina su vida a que potencie y desarrolle cada una de sus habilidades sin miedo al qué dirán, enfócate en criar un ser humano seguro, libre, independiente y feliz con su entorno y consigo mismo.

En la actualidad es sumamente importante que se creen nuevos modelos de estudios, donde el método de enseñanza convencional pase a un lado y se impartan nuevos conocimientos donde no se condicionen a los niños.

No recargues a la niña o niño con diez mil actividades, tampoco la idea es sobresaturarlo, siempre consulta con ellos que es lo que más les gusta, o como ya te indicamos en este post dependiendo de las habilidades y destrezas que notes en el pequeño toma una decisión.

Como haz notado es vital para el crecimiento y desarrollo de los más pequeños realizar actividades y no olvides en ningún momento limitarlo, si la niña te dice que le gusta cantar, opta por brindarle herramientas para que pueda hacer lo que más le gusta.

Share This